sábado, 11 de noviembre de 2017

Teodoro Medina. Los Praditos

Teodoro Medina tiene prácticamente toda su vida viviendo en el barrio Los Praditos en la Capital.
Hará más de 6 años decidió ponerse a freír empanadas en la calle 9.  
Al principio fue difícil. Al estar desempleado no tenía quien le prestara para comprar los materiales. Un amigo le hizo el favor y le prestó 5 mil pesos con los que arrancó.

Somos de barrio
Compró harina, aceite, huevos, queso y un caldero. En un abrir y cerrar de ojos ya estaba friendo y vendiendo.
Pronto, sus empanadas se hicieron famosas.
Pero Teodoro ya no quería quedarse con una mesita; quería ampliar su negocio.
Somos de barrio
Contactó a Banca Solidaria, lo evaluaron y recibió su apoyo con financiamiento.
Desde el Gobierno democratizamos el crédito y trabajamos para que cientos de miles de micro, pequeños y medianos empresarios como Teodoro crezcan y se multipliquen.
Con ese financiamiento de Banca Solidaria buscó un local, compró un carrito y más materiales. Pero además, Teodoro aprendió a hacer quipes, bollitos y picaderas que vende -por encargo- junto a Rosa, su esposa.
Somos de barrio
Teodoro se siente bien en Los Praditos. Allí crió a sus 2 hijos, tiene su negocito y vive sin problemas.
"A mí me gusta mi barrio, porque mire yo llego aquí a las 5:30 de la mañana y conmigo nunca se ha metido nadie; aquí hay mucha gente buena y muchos profesionales".

0 comentarios :

Publicar un comentario