martes, 6 de diciembre de 2016

Articulo del periodista cotuisano Polanco Anibal.


POLANCO ANÍBAL 
En principio general, la Herencia es la transmisión de caracteres genéticos de una generación a otra, en materia de Derecho es el conjunto de bienes que deja una persona cuando muere. Según las raíces será la seguridad del árbol , y la fortaleza de la raíz fija la. permanencia de los arboles, en tierra buena las raíces fluyen con facilidad buscando los nutrientes que necesita el árbol para el sustento necesario que le darán permanencia y producir semillas sanas y saludables para otras generaciones de arboles, si la tierra es pedregosa y desértica las raíces se debilitan y fácil el árbol sucumbe.

La Sociedad Dominicana ha sido sustentada desde sus inicios en principios y valores que han hecho de ella una república de Hombres y Mujeres que salvo las excepciones, ha sabido mantener una imagen bien aceptada por otros países y Sociedades distintas que reconocen la grandeza, hospitalidad y el heroísmo en que están inspirado, que son sus postulado constitucionales y sus leyes, plasmada y extraído por sus luchas patrióticas en busca de ser una sociedad libre y soberana, teniendo también  los evangelios y  postulados de sus leyes enmarcado en el espíritu de sus héroes Nacionales que han dejado ejemplos de conductas y una buena voluntad de la protección de sus principios y valores forjado en buenas costumbres.


Pero nuestra sociedad en el principio de su formación Republicana logro expandir por toda su conformación Nacional esos buenos principios y valores en un alto número familiar que fue introduciendo paulatinamente en cada uno de sus hogares que son los núcleos de la conformación hogareña y las células ideales para que la sociedad sea una realidad concebida, teniendo como base ideal la existencia del Dios todopoderoso, sus leyes divinas y las leyes de sus hombres, las creencias religiosas como fondo de autenticidad y marco de sus buenas costumbres, que han sido el  sostén de sus principios y valores para una herencia sostenible de raíces.

El Siglo 19 pudo conservar un por ciento (%) muy elevado de esos principios y valores que se expandieron hasta el Siglo 20 siendo paradigma de buenas costumbres, donde reinaba el asombro, los buenos modales, esas expresiones conductuales se hicieron buscando la convivencia personal y social como modelo, el regaño por las malas acciones de autoridades y hombres como patrones comunitarios al igual que mujeres que luchaban porque la herencia de los principios y buenos valores se extendieran en todos los núcleos sociales y que el bien concebido fuese trasladado de sectores en sectores, de familia en familia y de hogares en hogares para el bien común y que sirviesen de ejemplo.

Hoy, y entrado el Siglo 21, esa herencia de raíces en principios y valores ha ido cayendo en un abismo ceñido de nubes negras, los paradigmas de la buena costumbre, la capacidad de asombro, la moral y los patrones conductuales han perdido la esencia social y de la convivencia humana para expandir esos valores y principios como heredad de sus raíces primaria como antes, los esquemas de diseños que usan las autoridades que gobierna en estos tiempos , los modelos económicos, las aplicaciones de normas concebidas en distintas actividades políticas, Religiosas, profesionales, la forma conductual, los patrones que se presentan como modelos tanto hombres y mujeres bordean la indecencia y corroen las herencia de raíces de los moldes de los valores y principios que fueron concebido en principio.

Las Instituciones de grandes arraigos social, cultural, académico, Político, Religioso  y de otras trascendencias e influyentes en las masas sociales han ido minimizando su rol y responsabilidad de paradigma, de modelo, de rectores como dirigentes sociales y como ejemplo para todo un pueblo que lo observa y que copia su conducta que la ven como las normas a seguir, ya que son sus maestros del sistema, los vicios desenfrenado, el soborno, el uso y comercio de narcóticos (Drogas) de bebidas alcohólicas, la comercialización sexual o ventas de carne femenina, la corrupción administraba de los fondos del estado, la falta del asombro cuando se dan situaciones indecorosas y tildada de alevosa y descaramiento conductual son causas excluyentes de la heredad de esas raíces de los principios y valores morales en este siglo hecho todo un peor que Sodoma y Gomorra.   

0 comentarios :

Publicar un comentario